Articulo de Alergias

Por naturaleza el ser humano no le da importancia a su cuerpo y a sus síntomas, y lo empeoramos con la automedicación, y todo esto se debe a que no recibimos una buena información u orientación para llevar a cabo un buen tratamiento médico, mucho de este error lo tenemos nosotros mismos, porque no le damos importancia a esas señales que nos envía nuestro cuerpo, ya que nuestra atención esta enfocada a nuestro trabajo y nuestro sentido de responsabilidad de sacar adelante los demás aspectos de nuestra vida, descuidando así nuestra salud, que es lo mas importante, debido a que casi nunca acudimos con el médico para que nos practique exámenes que nos valorarán nuestro estado de salud, y a esto no le damos importancia; por ejemplo: la mayoría de nosotros tenemos un carro, y a éste le revisamos el aceite, le damos su mantenimiento y lo tenemos en buen estado, en cambio, nos olvidamos de nuestro cuerpo, al cual desde que nacemos hasta que morimos este va a ser el mismo, entonces no hay una cosa más importante en la vida del ser humano que su propio cuerpo, por lo tanto, debemos de mantenerlo en un buen equilibrio inmunológico (sistema de defensa de nuestro cuerpo) para tener calidad de vida.

Pero, ¿Cómo los contaminantes ambientales alteran el equilibrio inmunológico del paciente alérgico? Cuando los alergenos: pólenes, hongos atmosféricos (la humedad o el moho), polvo y contaminantes ambientales (smog, humo del tabaco, etc.) se ponen en contacto con nuestra vías respiratoria (nariz y bronquios), los cuales responden a través de síntomas caracterizados por: obstrucción nasal, escurrimiento de moco cristalino, estornudos y comezón, donde se hacen acompañar de molestias en los ojos(comezón en los ojos, rojos y llorosos), además de dolores de cabeza, tos, dificultad para respirar, pecho apretado y pillido; y todos estos síntomas van a provocar una falta de oxigenación y ventilación adecuada de nuestros pulmones, y esto se va a traducir en alteraciones del ritmo del sueño, donde la persona no puede dormir adecuadamente y se despierta y se levanta todo cansado, decaído, en donde también se altera su estado emocional (mal humorado e irritable), y con este estado nos presentamos a nuestro trabajo o actividades escolares, en donde enfrentamos la problemática diaria y muchas veces nuestro estado físico y mental no es el adecuado para realizar nuestras labores.

Si estos síntomas se están presentando con mayor frecuencia y se agravan durante alguna estación del año, cuando los agricultores colectan sus cosechas (época de trilla) y también con el aumento de los contaminantes ambientales, podremos pensar entonces en una valoración por una persona preparada como es un médico especialista en Alergias.

A finales de Junio en Cancún, Q.R., se realizara el Congreso Nacional de Inmunología Clínica y Alergia, A. C., en donde hemos sido invitados a participar en el programa. Y el día 1º. De Julio celebraremos el Día Mundial de la Alergia.