Articulo de Alergias

El cuidado de la salud es un tema candente en el marco de la economía actual, hay un dicho que está bien dicho y que reza así:“lo barato sale caro”, muchas veces no acudimos a la consulta del profesional de la salud, que es el doctor, y tomamos tratamientos inadecuados y remedios caseros que lo único que van a provocar es enmascarar la enfermedad, y existen muchas personas que dicen: “yo soy alérgico a los doctores”, “yo no voy a ver al doctor, ya que con esta pastillita me voy a sentir bien”, y muchas de las veces algunos seres humanos tienen razón, porque cuando van al doctor sienten que no reciben la atención, la orientación y el tratamiento que ellos creen que necesitan, y continúan con sus malestares; por eso, es muy importante tener confianza en nuestro doctor y seguir sus indicaciones al pie de la letra, y entonces como resultado obtenemos un cambio benéfico en los síntomas que nos aquejan.

Otras personas dicen: “ a mí no me gusta ir con los doctores”, y yo les digo, desde aquí , que al doctor hay que ir antes de que lo necesitemos, porque con esa mentalidad descrita en las líneas anteriores, los pacientes llegan a la consulta, con su doctor, en un estado de su enfermedad complicado y muy avanzado, que muchas veces, lo que hace falta es un milagro.

En estas épocas de crisis económica, enfermarse esta “muy difícil”, primero, porque hay que ir a pagar una consulta, segundo, los exámenes y estudios que se necesitarán realizarse para hacer un buen diagnóstico son caros, y tercero, el costo de los medicamentos, y ésto está de pensarse y de valorarse, y es una de las razones por las cuales evitamos o suspendemos tratamientos que nos tienen bajo control nuestros síntomas.

Hablando específicamente del Asma y de las Alergias, que son enfermedades crónicas, suspender los tratamientos podría tener consecuencias devastadoras y costosas, ya que son enfermedades que requieren tratamiento continuo, ya que su Especialista en Alergias recetó medicamentos sobre la base de sus necesidades específicas y para mantener los síntomas bajo control. Alejarse del plan podría producir graves síntomas de Asma y la necesidad de costosos tratamientos en la sala de emergencia.

Su plan de acción contra el Asma podría incluír medicamentos de tratamiento a largo plazo y de alivio rápido, ambos son importantes para el control de síntomas. Los medicamentos de control a largo plazo se toman regularmente (por lo general, en dosis diarias) para controlar la inflamación de las vías respiratorias y tratar los síntomas. Los medicamentos para alivio rápido se utilizan para brindar un alivio temporal de los síntomas; el Asma no tratada puede causar la ausencia en los trabajos o a clase, visitas a la sala de emergencia, hospitalizaciones, o incluso la muerte.

Muchas personas que tienen alergias reciben vacunas antialérgicas (Inmunoterapia) para aliviar los síntomas. Hay dos fases en la Inmunoterapia: La Iniciación y el Mantenimiento. Para que la Inmunoterapia tenga éxito, debe ser constante y continua por el lapso de tiempo que su médico especialista lo indique, suspender o interrumpir este tratamiento específico (Inmunoterapia), lo hará retroceder en cuanto tener alivio y le costará mucho más con el paso del tiempo, ya que los síntomas constantes de la alergia podrían dar como resultado infecciones de los senos paranasales (sinusitis) o neumonías a nivel pulmonar, y a un empeoramiento del Asma.

Por eso es muy importante que cuando tengamos los síntomas de Asma y Alergia, ya sea en nuestra familia, amistades, o en nosotros mismos, debemos de recordar que el mejor Especialista Calificado para hacer un buen diagnóstico e indicar un tratamiento adecuado, para tratar el Asma y las Alergias, es el Especialista en Alergias.