Articulo de Alergias

En esta época del año, en donde la temperatura ambiental empieza a cambiar, ya que entramos a la estación de otoño, y este otoño a diferencia de años anteriores fue muy marcada, ya que veníamos padeciendo temperaturas muy elevadas alrededor de los 40 grados centígrados, y esto también marca que al haber días más frescos, algunos pacientes recienten estos cambios climáticos y agravan los síntomas alérgicos, y los pacientes asmáticos, empeoran su enfermedad cuando no están bajo control, ya que los virus que provocan la influenza estacional (gripe) aumentan su incidencia.

Tomando en cuenta que los pacientes alérgicos y asmáticos, es un grupo de alto riesgo para los virus que provocan la influenza estacional (gripe) y la influenza tipo A H1N1, debemos de poner mucha atención a los síntomas, ya que fácilmente se puede complicar y crear confusión, y en un momento dado, no sabemos si es alergia, síntomas de asma o síntomas de influenza.

Poner mucha atención cuando iniciemos con síntomas de elevación de la temperatura de nuestro cuerpo de una manera muy rápida (38 – 40 grados centígrados), con dolor de cabeza intenso y mal estado general (cansancio, dolor de cuerpo, perdida de interés por hacer las cosas, etc.), no perder tiempo con la automedicación o visitar a nuestro farmacéutico favorito. Debemos de buscar la ayuda de nuestro médico de confianza para que nos oriente, nos valore, nos haga un buen diagnóstico y nos indique el tratamiento más adecuado, ya que nuestra vida puede estar en riesgo.

Muy diferente son los síntomas de los pacientes alérgicos, los cuales se caracterizan por obstrucción nasal (nariz tapada), escurrimiento nasal (moco cristalino), estornudos, comezón en la nariz, ojos, oídos y garganta, acompañados de ojos llorosos y respiración por la boca, lo cual va a provocar, alteraciones de nuestras actividades cotidianas y ritmo del sueño.

Los pacientes asmáticos, disparan sus síntomas o agravan los mismos durante esta época del año, ya que los contaminantes del aire, como el polvo, los pólenes, hongos atmosféricos, caspa de animales, humos e irritantes ambientales, etc. al entrar por la boca, ya que aire no se está purificando, (función que debería ser realizada por la nariz, y el paciente al tener síntomas nasales, lo obligan a respirar por la boca) van directamente a los bronquios, y allí se lleva a cabo la reacción alérgica, y ahora, tenemos a una persona que va a manifestar los síntomas de: tos, dificultad para respirar, pecho apretado, pillido en el pecho, etc., lo cual, lo va a obligar a nebulizarse y a usar gran cantidad de medicamentos para controlar los síntomas que se están presentando por los cambios de la estación.

Por eso es muy importante, si Ud., o su algún familiar o amistad ve o note estos síntomas o alguno de ellos, recuerde que su médico mejor calificado para tratar estos síntomas es su Especialista en Alergias, quien hará un buen diagnóstico e indicará el tratamiento más adecuado para que tenga calidad de vida.

Tomar el control de tu salud y estar preparado para las emergencias, ayudará a manejar las alergias, el asma y la influenza, y provocará tranquilidad en todos.

Dr. Tavárez